jueves, 4 de octubre de 2007

La Junta General del Principado de Asturias rechaza la construcción del embalse de Caliao

La Junta General del Principado de Asturias, órgano institucional que ostenta la representación del pueblo asturiano, rechazó hoy jueves, 4 de octubre, la construcción del embalse de Caliao. La propuesta fue presentada por el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida-Bloque por Asturies-Los Verdes (IU-BA-LV). Recibió el apoyo del Partido Popular (PP), con lo que fue aprobada la propuesta por la mayoría del Pleno. Transcribimos a continuación el texto de la Resolución aprobada:

"La Junta General del Principado de Asturias insta al Consejo de Gobierno a trasladar al Gobierno del Estado la posición del Parlamento Asturiano de considerar que el previsto embalse de Caleao resulta innecesario, inadecuado y obsoleto en el marco de la nueva cultura de gestión del agua impulsada por la Directiva Marco del Agua. Todo ello implica, entre otras, el desarrollo de las siguientes medidas alternativas al mencionado embalse:

a) Promoción del ahorro y uso racional del agua.

b) Mejora de la eficiencia de las redes de distribución, identificando los puntos de pérdida y renovando las redes deterioradas.

c) Implantación de tarifas por tramos y por sectores que bonifiquen el ahorro y penalicen el consumo excesivo.

d) Aplicación de usos alternativos para las aguas residuales depuradas.

e) Promoción del uso eficiente del agua en la industria, apoyando auditorías de consumo.

f) Estudio exhaustivo de las posibilidades de captación y calidad de las aguas subterráneas.

g) Estudio de las posibilidades de aprovechamiento del agua de mina.

h) Aplicación del Código Técnico de Edificación para incorporar métodos de ahorro en domicilios y locales públicos".

Entrevista a Leandro del Moral Ituarte en Caliao

Leandro del Moral Ituarte es Catedrático de Geografía en la Universidad de Sevilla y Presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua. Participó como ponente en las II Jornadas Medioambientales de Caliao. Transcribirmos la entrevista que le hizo La Nueva España en esta localidad, tal y como salió publicada.

-¿Qué puede aportar al debate de la presa de Caleao?
-Es un caso muy representativo e importante de un debate general sobre el cambio de modelo de gestión del agua, un cambio de política que llevamos años discutiendo y en el que avanzamos poco a poco, desde 1993, cuando se planteó el proyecto del Plan Hidrológico Nacional. Hay que cambiar de modelo de gestión, de diagnóstico, de objetivos y de alternativas. El embalse de Caleao es un ejemplo de estrategia de oferta de agua a través de infraestructuras hidráulicas tradicionales, sin reparar en costes territoriales, paisajísticos, sociales, patrimoniales y sin pensar en las posibles alternativas.

-¿Se opone a cualquier tipo de presa?
-En España hay un nivel de saturación de infraestructuras hidráulicas y la nueva presa se sumaría a ese sistema resultado de una política secular. Siempre puede haber excepciones, todo son decisiones sociales, pero hay que pasar de las grandes infraestructuras a una política de gestión integral de la demanda, de mejor uso de lo que tenemos.

-¿Sin presa tendremos agua suficiente?
-Ya hemos intervenido mucho en el sistema hidrológico y no cuestionamos lo hecho en términos generales, no pretendemos una revisión del pasado, estamos orgullosos de Joaquín Costa, que al final del siglo XIX creó el concepto de regeneracionismo hidráulico, igual que Pedro Arrojo y Javier Martínez Gil han creado a final del siglo XX el concepto de nueva cultura del agua, un siglo después, con una nueva sociedad. A finales del XIX lo que había era hambre, por eso se proyectaban presas, ahora lo que hay que hacer es tomarse en serio el desarrollo sostenible porque lo que hay es obesidad. En el XIX la obesidad no era un problema, ahora sí, en España hay que comer menos.

-¿Y cómo trasladamos eso a la política de aguas?
-No hay que seguir hormigonando ríos, en España hay que conservar los pocos ríos sanos que nos quedan, aunque en el caso de Caleao no es ni tan si quiera un río, es un afluente, porque el Nalón ya está destruido.

-Afirma que la alternativa al embalse de Caleao pasa por intervenir sobre la demanda de agua, ¿cómo?
-En otros puntos de España el sector de demanda principal y el que justifica aparentemente la necesidad de nuevas obras suele ser el sector agrario, el regadío. En Asturias no, la demanda es sobre todo urbana e industrial y, por lo tanto, las medidas alternativas se refieren a la gestión de esa demanda, y ahí hay un gran camino que recorrer, y el ejemplo lo dan Madrid, Barcelona, Zaragoza, Alicante, Murcia o Sevilla. Le doy los datos del área metropolitana de Sevilla, de donde vengo. En 1991, con 1.150.000 habitantes, se consumían 172 hectómetros cúbicos de agua, y en 2006, con 1.300.000 habitantes, el consumo ha bajado a 130 hectómetros. Con un aumento de población se ha reducido el consumo en 15 años en 42 hectómetros, más de la capacidad que tendrá el embalse de Caleao.

-¿Y cuál es la fórmula?
-La mejora de la eficiencia de las redes. Se ha pasado de unas pérdidas del 25 por ciento a unas pérdidas del 15. La mejora de la gestión de esas redes y depósitos. Un sistema tarifario con penalización seria de altos consumos y bonificación de buenos comportamientos. Con la individualización de contadores, para que cada usuario tenga un contador y no uno por bloque de viviendas, lo que reduce en un 25 por ciento el gasto de agua.

-¿Y el consumo industrial?
-Ahí los ahorros deben ser drásticos. Las empresas son racionales, saben perfectamente lo que que cuesta el agua, y si le suben el precio racionalizan, si le cobran el vertido reducen al máximo la toma de agua para soltar menos y si toman menos y reutilizan no sólo ahorran en la factura de toma sino también en la de vertido. Los márgenes de ahorro en agua industrial son muy grandes y en una zona como el área central de Asturias hay que tenerlo muy en cuenta. Al igual que la demanda municipal: la limpieza, el baldeo, el riego, que se ha reducido en Sevilla drásticamente tras contabilizar, en primer lugar, los consumos, porque no se conocían, y llegar a compromisos de ahorro.

-¿Y por qué en Asturias se apuesta por la presa de Caleao?
-Por inercia, comodidad, pereza mental. Es lo que se lleva pensando cien años y cuesta cambiar, nos han educado en eso. El desarrollo sostenible es más calidad de vida con menos recursos, porque ya hemos llegado a un tope.

El enlace a la noticia es el siguiente, donde llama la atención el titular: "las presas se hacían cuando había hambre, ahora hay obesidad", que hace un resumen un poco torticero una vez visto el conjunto y el contenido de la entrevista:
http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1777_38_562727__Cuencas-presas-hacian-cuando-habia-hambre-ahora-obesidad

Conclusiones de las II Jornadas Medioambientales

"Razones y Corazones para evitar un desastre"
Caliao, 30 de septiembre de 2007
La convocatoria ha tenido un gran eco: asistencia de más de 300 personas a los diversos actos de las jornadas. Importante presencia de vecinos y colectivos de afectados de la cuenca del Nalón y especialmente de antiguos afectados por el embalse de Tanes, que transmitieron el sentimiento común de la profunda pérdida de identidad que suponen las presas. También han estado presentes expertos de diferentes especialidades de la Fundación Nueva Cultura del Agua, así como miembros de la Plataforma de Riaño. Se recibieron mensajes de de apoyo de otros colectivos (Plataforma de Defensa del Ebro, COAGRET) y expresaron su apoyo representantes del mundo científico y cultural del Principado (Aladino Fernández, Aquilina Fueyo, Esperanza Fernández, José Luis SanFabián, etc.).

Entre las principales conclusiones destacan:

  • Vacío de información en lo que se refiere a la definición del problema y a los datos técnicos (evolución y proyección de consumos por sectores y localidades, costes, características del sistema propuesto, etc.) que se supone justifican el proyecto. Ni siquiera se ha dado a conocer la memoria resumen que serviría para elaborar el Estudio de impacto ambiental. En síntesis: total ausencia de objetivación de la justificación técnica del proyecto del embalse.
  • A esta ausencia de información se une el vacío de participación pública, carencia que se agrava al coincidir con las obligaciones de la participación pública activa que exige la Directiva Marco del Agua para la elaboración en curso de los nuevos Planes hidrológicos (Resolución de la Dirección General del Agua BOE 25-07-2007).
  • De lo que se conoce del proyecto, surgen serias objeciones de carácter hidrológico, geotécnico, cálculo de capacidad de regulación, de caudales de arrastre, vida útil del embalse, características de los nuevos viales, viabilidad económica, así como previsión de oferta de agua a bajo precio que crea expectativas incoherentes con el principio de recuperación de costes establecido por la Directiva Marco del Agua.
  • El proyecto vulnera las obligaciones establecidas por la protección de especies y espacios protegidos, en concreto la protección de la ZEPA y LIC de Redes establecida en el artículo 6 de la Directiva 92/43 y la prohibición de realizar embalses en el Parque Natural, al incluirse en la Planificación Hidrológica en 1998, después de la declaración de parque en 1996.
  • Existen alternativas bien contrastadas y técnicamente fundadas al embalse de Caliao. En las jornadas se presentaron ejemplos concretos bien documentados de aplicación de planes de gestión de la demanda en sistemas de abastecimiento urbano, doméstico e industrial (Zaragoza, Barcelona, Sevilla, Córdoba, Alicante …) que demuestran el amplio margen de reducción de la demanda, con mayor eficacia y menor coste que alternativas hidráulicas tradicionales, como el embalse.
  • El embalse colisiona frontalmente con la nueva estrategia de gestión del agua, guiada por conservación y recuperación del buen estado ecológico, como principio básico establecido en la normativa vigente en España y en toda la Unión Europea.

  • Finalmente, destacar que en el proyecto de la presa de Caliao y consiguiente inundación de su valle, concurren una serie de valores que permiten definir que lo que está en juego es la destrucción de un auténtico patrimonio de memoria, estética, cultura, personalidad y, por consiguiente, de identidad del pueblo asturiano y un derecho de las generaciones venideras.
Dejamos un vídeo que realizaó la asociacón GREEN, integrante de la Plataforma, sobre la rueda de prensa que se realizó el sábado 29 en el Área Recreativa de Caliao, donde intervinieron diversos ponentes invitados a las Jornadas. A pesar de estar realizado con evidentes limitaciones técnicas no impide apreciar el interés de las intervenciones.


Un informe editado por el Consejo Económico y Social encuentra otras alternativas al embalse de Caliao

El Consejo Económico y Social del Principado de Asturias (CES) ha editado el informe “Población, Administración y Territorio en Asturias”, un amplio estudio socioeconómico donde el tema del abastecimiento hídrico es sólo una parte del informe. El estudio cuestiona la necesidad del embalse de Caliao incluso considerando un hipotético aumento en el futuro de las necesidades de suministro. Aladino Fernández, geógrafo y ex-alcalde de Langreo, coordinador del informe del CES, asume su contenido y se reafirma en una entrevista concedida al diario La Nueva España el 29 de agosto de 2007.

La propuesta de un embalse de Caliao está llena de contradicciones

La principal motivación que encuentra este informe para plantear “la construcción de un nuevo embalse en la cabecera del Nalón” (es decir, el embalse de Caliao) no es otra que garantizar “los nuevos desarrollos que se proponen a escala regional, la industria y el incremento de la producción termoeléctrica, la vivienda y el turismo” y por considerarse “insuficientes las instalaciones actuales”. La nueva presa permitiría así “fortalecer el actual sistema de embalses de Rioseco-Tanes”. Serían las premisas de partida que el CES encuentra en los impulsores de tal proyecto hidráulico.

Pero el estudio concluye que “aparecen contradiciones serias: por un lado, en Asturias hay embalses suficientes para garantizar el abastecimiento del área central y de los nuevos usos que se plantean en un futuro próximo (...); por otro, se construiría un embalse dentro de un área protegida que forma parte del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Redes. Además, las nuevas necesidades de agua tienen que ver con la producción eléctrica, actividad que pretende fortalecerse en contradicción con otras, como la regeneración de espacios residenciales en el área central o la de un turismo basado en la calidad ambiental y paisajística. Si prospera la propuesta de un embalse en el Alto Nalón las exigencias de calidad para el agua de consumo entrarían a su vez en contradicción con los planteameintos de desarrollo económico del Parque Natural de Redes: turismo y ganadería. En el Alto Nalón esa calidad no está garantizada ya que se promueve el turismo y la estabulación moderna, actividades que generan problemas de contaminación del agua. No debería parecer descabellado, por tanto, que se plantease el aprovechamiento para el consumo del gran embalse de Asturias: el de Salime, en el Suroccidente de la región” (el embalse de Salime tiene 265 Hm3, frente a los 35 Hm3 que tendría el de Caliao).

El informe del CES aporta un dato significativo sobre el aprovechamiento de los recursos: “el 89% del agua embalsada se emplea exclusivamente en la producción de energía eléctrica, lo que pone de manifiesto el escaso aprovechamiento que de ella se hace. Este dato hace de difícil justificación la construcción del embalse proyectado en Caleao, que sería el tercero dentro del Parque Natural de Redes, donde acarrearía un impacto ambiental fuerte. El crecimiento de la demanda doméstico-empresarial del área central no lo justifica; tampoco el cambio climático, que reduce las precipitaciones y aumenta la evaporación, pues incluso en años tan secos como los tres últimos se mantienen los niveles por encima del 40% al término del verano en el centro de la región, cifra que se mejora en el Occidente. Los argumentos a favor parece que sólo se pueden apoyar en la necesidad de refrigeración de las centrales eléctricas de ciclo combinado proyectadas (en otro apartado del estudio se cuestiona la “inocuidad” de estas centrales que precisarían de “ingentes cantidades de agua para su refrigeración”) y en el incremento de la vivienda secundaria”.

Las alternativas propuestas por el informe del CES

En la prensa asturiana se tendió a alimentar el sensacionalismo y la polémica, poniendo especial acento en la propuesta del trasvase desde el río Navia. Pero en el informe se ofrecen otras propuestas que aquí señalamos, donde más que soluciones de caracter técnico o de creación de nuevas infraestructuras se iría a replantear la gestión hídrica, a incidir sobre el ahorro, la reutilización, la eliminación de pérdidas, etc. Posturas estas últimas que siempre hemos defendido desde esta Plataforma. Ésto es lo que se dice en la página 102 del informe:

Más que plantearse nuevos embalses, las operaciones deberían ir encaminadas a que la demanda se cubriese con el agua ya almacenada. Esto conllevaría la necesidad de conducir agua desde el Navia hasta el área central (principal demandante); además otorgaría al Occidente un buen factor de localización para algunas actividades.

De todos modos, la buena gestión debería primar sobre la creación de nuevas infraestructuras, dándose prioridad a la reducción de consumos (industrias y particulares tienden al derroche por carecer de una sensación de escasez), a la depuración y al reciclado, y eliminando las pérdidas en la conducción”.

El informe del CES se puede hallar completo en el siguiente enlace: http://www.cesasturias.es/actualizaciones/publicaciones/estudios/POBLACION_ADMINISTRACION_TERRITORIO.pdf

Aladino Fernández, coordinador del informe, se reafirma ante La Nueva España

Vuelve a señalar las contradicciones de las Administraciones y “la difícil justificación del embalse”. Alude a un informe del 2006 del Ministerio de Medio Ambiente en el que “se rechaza la política tradicional de embalses”. Plantea el absurdo de que “los mismos que gestionaron que Redes fuera, en 1996, Parque Natural y, en 2001, Reserva de la Biosfera, gestionan ahora que haya un embalse”.

Denuncia el desconocimiento existente sobre los datos que justificarían el embalse de Caliao. Y que si hubiera dicha necesidad este embalse sería “sólo una “bañera” más y acaso dentro de unos años habría que plantearse otro embalse en el río Orlé para seguir ampliando”.

Responde tajantemente a Maria Luisa Carcedo (PSOE), quien declaró públicamente que “no parecía un estudio de este mundo”: “si este mundo sólo es especulación y mala gestión, entiendo que el informe le parezca extraterrestre”, dijo Aladino Fernández.

Insiste en que “las políticas no sean contradictorias y se declaren reservas biológicas para luego desarrollar actividades intensivas, que hay muchos embalses y sólo el 10 % de su agua es para consumo humano, que hay que tener en cuenta los costes medioambientales y que las grandes infraestructuras no las respaldaremos nosotros, sino la Unión Europea”.

La entrevista completa se puede hallar en el siguiente enlace: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1744_42_552039__ASTURIAS-Aladino-Fernandez-Caleao-barato-solo-terminos-economicos-medioambientales

No sólo nos alerta el informe sobre el error del embalse de Caliao

El cuestionamiento de las políticas hídricas sólo es una parte del informe. También, entre otros temas, se trata el modelo de ordenación del territorio. Alerta sobre el crecimiento desmesurado de las ciudades y la urbanización del litoral que conduce a efectos indeseables, como la desocupación de las viviendas (a tener en cuenta en este país que tanto se habla del problema de la vivienda y su carestía). Señala que “el avance del proceso urbanizador supone una seria amenaza para el equilibrio territorial (de los ecosistemas, de los valores naturales y del paisaje, de la estructura del poblamiento, etc.) si se desatan procesos insostenibles de inversión inmobiliaria que produzcan una degradación irreversible. Advierte que los Ayuntamientos poco harían “ante la tentación de obtener importantes beneficios que resuelvan sus problemas de financiación a corto plazo”, facilitando el proceso “a través de la firma de los convenios urbanísticos”, adaptando “sus planes de ordenación a la demanda de construcción”. Se denuncia la carencia de “un modelo territorial definido”, de la existencia de una prolija legislación sectorial que no sólo no define este "modelo territorial" (a pesar de su prolijidad) sino que configura un modelo “difuso, fragmentado, volátil y poco competitivo”, que los “intereses de crecimiento rápido en base a la promoción inmobiliaria y al turismo” están por encima de toda estrategia de equilibrio territorial, la desorganización del espacio central, etc.

Y el escenario que nos plantea para la Asturias del futuro no es alentador precisamente, considera más previsible y probable “la primacía del sector inmobiliario en estrecha colaboración con la promoción turística para un mercado global, dando lugar a un modelo territorial donde se intensificará la actual tendencia urbanizadora, en el centro y en la costa, combinada con la segregación del resto del territorio”. En contraposición a “otro escenario, tanto más necesario cuanto por débil menos previsible: el de sostenibilidad territorial y ambiental, en el que se inviertan las tendencias de mayor impacto ambiental, y se desarrollen nuevas funciones del espacio rural dentro de un equilibrio territorial de la ciudad difusa. Este escenario supone el crecimiento de actividades económicas industriales y de servicios avanzados, la organización del espacio central asturiano, y la potenciación de cabeceras comarcales”.

Un nuevo revés en la cerrazón del Gobierno del Principado de Asturias sobre Caliao

No es el primer varapalo que recibe el Gobierno del Principado de Asturias. Ahí están las consideraciones que el INDUROT hizo sobre el impacto de esta obra y a las que hicimos mención en este Blog.

Relevantes también fueron las consideraciones de Juan Antonio López Geta, Director de Hidrogeología y Aguas Subterráneas del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), en una entrevista concedida a la Agencia Europa Press.

Juan Antonio López señaló que el Principado dispone de más de 1.500 millones de metros cúbicos (es decir, más de 1.500 Hm3) de aguas subterráneas, de los que sólo se aprovechan entre 100 y 200 millones. Incluso matizó que estas cifras podrían ser superiores. Es más, del conjunto de aguas subterráneas de toda España, a Asturias le corresponde el 7,5%, una cifra que revela la importancia de la región en este sentido. Equiparó también la calidad de las aguas subterráneas con las superficiales, provenientes de un embalse, así como los costes de explotación, señalando que “no son más caras”.

Un extracto de la entrevista se puede encontrar en el siguiente enlace extraído de la prensa asturiana: http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20061211/asturias/asturias-dispone-millones-metros_20061211.html

viernes, 14 de septiembre de 2007

II JORNADAS MEDIOAMBIENTALES

«Razones y corazones para evitar un desastre»

PORQUÉ NO DEBE HACERSE EL EMBALSE DE CALIAO

Caliao, 29 y 30 de septiembre de 2007

SÁBADO 29

v De 10 a 12. Llegada, acogida, ubicación…

v A las 12,00. Encuentro con representantes de las distintas Administraciones, personas y colectivos invitados a participar en las Jornadas.

v A las 13,00. Atención a los medios de comunicación.

v A las 14,00. Comida y sobremesa

v A las 16,30. Asamblea y debates. Participantes:

o D. Leandro del Moral, Catedrático de Geografía de la Universidad de Sevilla y Presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua

o D. Javier Martínez Gil, Catedrático de Hidrogeología de la Universidad de Zaragoza y miembro fundador de la FNCA y COAGRET

o D. Abel La Calle, Catedrático de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Almería.

o Miembros de ‘la resistencia’ al embalse de Riaño (que este año cumple 20 años de su inundación)

o Miembros de otros colectivos de Castilla, Andalucía, Euskadi, Galicia, Madrid y Cantabria, que también están peleando temas relacionados con los ríos y la gestión del agua en general.

v A las 20,30. Cena.

v A las 23,00. Actuaciones musicales solidarias. Dani El bandurrieru, Anabel Santiago, Xuacu Amieva,…(todos están dispuestos, sólo falta que sus calendarios de actuaciones se lo permitan. Lo confirmarán en breve).

DOMINGO 30

v Por la mañana. Rutas didácticas por el espacio natural protegido y amenazado:

o A las 6,00. Ruta guiada para quienes vayan a la berrea

o A las 9,00. Ruta guiada a Los Arrudos

o A las 10,30. Paseo del Agua por Caliao y sus alrededores

v A las 14,00. Conclusiones de las Jornadas y posterior atención a los medios, si procede

v A las 14,30. Comida y sobremesa

v A las 16,30. Clausura y despedida con una obra de teatro puesta en escena por el grupo Tras la Puerta Títeres.


La zona de acampada, acogida y convivencia será en el Área Recreativa de Los Arrudos
La asamblea, los debates y las actuaciones serán en las antiguas escuelas del pueblo (‘El Salón’)

Teléfonos de contacto: 985 612 902 - 628 345 562

LARGA VIDA A CALIAO

NO AL EMBALSE

jueves, 16 de agosto de 2007

Las alternativas que la Consejera no quiere ver

Caliao no tendrá alternativa si desde el Gobierno Regional continúan empeñándose en gestionar el agua como un simple recurso, al modo tradicional, obviando que el reto de la sostenibilidad exige gestionar los ecosistemas en su conjunto, teniendo en cuenta los múltiples servicios ambientales y sociales que nos proporcionan y donde el precio no debe prevalecer sobre el valor. Un artículo de Beatriz González Fernández y Gloria García Nieto, integrantes de la Plataforma, en respuesta a las declaraciones de la Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

La Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Belén Fernández, afirma en una reciente entrevista publicada en La Nueva España (11-8-07) que impulsará una nueva gestión del medio ambiente pionera en Europa. No lo dudamos... si por pionera en Asturias se entiende lo que ya resulta obsoleto en otros lugares. Mientras Europa y Estados Unidos (sin afirmar que sus políticas sean modélicas) llevan ya tiempo tratando de conservar lo que les queda de naturaleza inalterada –ríos vivos, costa no urbanizada, montañas no colonizadas por el turismo,...- e incluso recomponiendo espacios degradados –demolición de presas, recuperación de cauces con sus bosques de ribera, cuestionamiento de infraestructuras viarias,...-, en Asturias las políticas desarrollistas pasan por agotar lo que tenemos, siendo claramente continuadoras de un pasado que nunca se planteó la sostenibilidad, propias de gobiernos que buscan réditos inmediatos sin importarles el legado a las generaciones futuras.

Decir hoy que “el embalse de Caleao es necesario y no hay alternativa mejor”, sólo muestra ignorancia o... sumisión ante quien realmente mueve los hilos del poder: el capital del hormigón y la energía y no la ciudadanía.

Los estudios previos (de impacto ambiental, de demanda, de aguas subterráneas...) no se han terminado, pero la Consejera ya sabe que Caliao es la mejor opción, ¿para qué hacerlos e invertir dinero público en ellos si su sabiduría es infusa? La experiencia nos dice que los “estudios” que se realizan para ejecutar obras impactantes responden a las expectativas de quien los encarga, y la Consejera así parece confirmarlo.

Según ella sería más cómodo no hacer el embalse y nos lo viste como un sacrificio necesario. En realidad es la postura más cómoda y así lo pone de manifiesto cuando alude a que se aprovecharía el sistema de distribución de Tanes-Rioseco y a la supuesta eficiencia energética derivada de su situación en el alto Nalón.

Si realmente quisiera hacer una gestión responsable y “algo” pionera, menos cómoda pero mucho más rentable social y ecológicamente para el presente y el futuro de Asturias, debería comenzar por poner en marcha medidas eficaces que fomenten el ahorro en el consumo. La Consejera afirma que “la demanda de agua en Asturias aumenta de forma constante desde 1999”. Resulta imprescindible discernir entre apetencias y necesidades y además le recordamos que la demanda no es un parámetro fijo, sino función que puede y debe ser modulada. Como ejemplo basta señalar que mediante campañas de sensibilización en las escuelas, simbólicas políticas de precios y sustanciales mejoras en la red de abastecimiento, el Ayuntamiento de Gijón redujo en dos años el consumo de agua en un 6%. Otras ciudades han logrado reducciones en el consumo superiores sin disminución de la calidad de vida y con incremento de la población (Barcelona, Zaragoza, Frankfurt, etc.).

Además se han de tener en cuenta los diferentes usos del agua (a distinto uso distinta calidad) promoviendo la reutilización en el ámbito industrial y urbano. Más del 47% del agua potable es consumida por el sector industrial, sobre todo metalúrgico, en el área central de la región, a lo que habría que añadir el gasto en riego de jardines y baldeo de calles. El impulso de instalaciones eficientes tanto en la red de distribución como en los edificios debería ser otra línea de actuación.

Por otra parte, mantener e incentivar las actuales captaciones locales y apostar por otras nuevas contribuiría a descentralizar el abastecimiento y con ello reduciría la vulnerabilidad a la contaminación, averías o catástrofes, que supone depender de un único sistema (Caleao-Tanes-Rioseco).

La supuesta eficiencia energética alegada es inexacta ya que en el balance final no se computan ni los costes energéticos propios de la construcción de la presa ni los difícilmente cuantificables costes medioambientales, sociales y emocionales. Además, para que el balance le salga positivo necesita de los beneficios que generaría la producción eléctrica de la central que conllevaría la presa, objetivo éste, siempre oculto, que nos lleva a cuestionar si lo fundamental es el abastecimiento de agua o la producción energética para la exportación –prioridad de este gobierno-.

Respecto a la calidad, la Consejera parece ignorar que aquella empeora notablemente cuando las aguas quedan estancadas, como es el caso de un embalse, y requieren intensificar los tratamientos posteriores de potabilización. Además, es previsible que durante la construcción del embalse se produzcan vertidos a los cauces fluviales. También aquí la experiencia nos dice que las medidas correctoras de impactos previstas en los proyectos de grandes obras rara vez son llevadas a cabo con los resultados esperados. También se debe mencionar la alta vulnerabilidad a la contaminación que presentan los embalses; en el PRUG del parque de Redes se reconoce la “sensibilidad a la contaminación por nitratos de las aguas del sistema de embalses de Tanes-Rioseco”.

Ciertamente Caliao no tendrá alternativa si desde el Gobierno Regional continúan empeñándose en gestionar el agua como un simple recurso, al modo tradicional, obviando que el reto de la sostenibilidad exige gestionar los ecosistemas en su conjunto, teniendo en cuenta los múltiples servicios ambientales y sociales que nos proporcionan y donde el precio no debe prevalecer sobre el valor.

La nueva legislatura del PSOE comienza con los peores presagios

Tras las elecciones autonómicas asturianas el PSOE forma un nuevo gobierno y nombra a Belén Fernández como Consejera de medio Ambiente y Desarrollo Rural. El pasado sábado 11 de agosto la Consejera realiza sus primeras declaraciones en la prensa y anuncia sus proyectos, ofreciendo el peor presagio para el pueblo de Caliao y su entorno natural. Otros apartados de sus propuestas ambientales no son más alentadores.

El pasado sábado, 11 de agosto, la nueva Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural presenta en la prensa los objetivos de su mandato. El embalse de Caliao está entre sus previsiones, considera que “es necesario” y que “no hay alternativa mejor”, continuando la posición del PSOE asturiano en los últimos años y a pesar de los condicionantes expresados en el pasado por Cristina Narbona, Ministra de Medio Ambiente. No disimula que el estudio de impacto ambiental ocupará un lugar secundario, es así como dice que por encima de todo está el “deber de realizar una gestión responsable en el suministro del agua”. Ante esta afirmación, también parece secundario el velar por un uso y un consumo responsable del agua suministrada.

Pero los malos presagios no se quedan en Caliao. Belén Fernández considera construir una nueva planta incineradora para 400.000 toneladas de residuos urbanos, lo que sería una de las mayores de España. Declara que los procesos de reciclado “no son suficientes” y que “hay que buscar alternativas”, cuando ninguno de los gobiernos autonómicos habidos hasta ahora ha puesto la voluntad política y los recursos necesarios para desarrollar una gestión de los residuos urbanos basada en el reciclaje: tal alternativa aún sigue sin buscarse

Afirma que “no habrá más parques naturales”, pero “sí paisajes protegidos”. Contempla crear más paisajes protegidos de los que hay, cuando existen dos espacios costeros contemplados en el PORNA como “paisajes protegidos” y que, tras más de trece años, aún no han sido declarados: uno en el occidente y otro en el oriente de la costa. Una posición que favorece a los intereses inmobiliarios que amenazan la costa asturiana y que se traduce hoy en una competición de los ayuntamientos costeros para crear suelo urbanizable para nuevas urbanizaciones y segundas residencias. Los espacios protegidos y sus limitaciones suponen un estorbo para un territorio con gran potencial lucrativo. En este entramado desarrollista el embalse de Caliao resulta imprescindible.

Comunicado de solidaridad con Itoiz


Una veintena de personas están siendo enjuiciadas por oponerse al violento desalojo del pueblo de Itoiz, ordenado por el gobierno navarro hace cuatro años, con el fin de permitir la anegación del valle. Itoiz fue una continuación de una larga lista de despropósitos hídricos. Muchas de estas insensateces, como el pantano de Riaño, demostraron posteriormente la irrealidad de sus pretendidos beneficios y lo innecesario de tanto daño ambiental y dolor humano.

Este verano está teniendo lugar el juicio contra una veintena de personas por oponerse al violento desalojo y la demolición del pueblo de Itoiz. El desalojo, una agresión salvaje perpetrada hace cuatro años por el Gobierno de Navarra, resultaba un requisito indispensable para la construcción de un embalse que ha despertado una enorme oposición popular. Para llevarlo a cabo no se escatimaron medios: la violenta actuación de la Policía Foral se complementó con el bloqueo de los accesos al pueblo y la prohibición de entrar en él a los medios de comunicación.

Sobre las personas que resistieron en el pueblo pende una condena de nueve meses de cárcel, más una multa de 36 mil euros para pagar los gastos policiales ocasionados por el propio desalojo. Hoy en día los daños materiales y psicológicos causados por la construcción y llenado del pantano continúan, y multitud de personas de la zona están abandonando sus casas ante los frecuentes temblores de tierra y el evidente deslizamiento de las laderas del embalse. Desde la Plataforma por la Defensa del Parque de Redes queremos mostrar nuestra solidaridad con l@s compañer@s encausad@s; exigimos su absolución y la paralización del embalse de Itoiz.

Bajo la aparente necesidad de más agua y más embalses, justificada como el único medio de paliar los efectos de la sequía, se ocultan argumentos menos confesables. Es el ingente poder de la industria del cemento y el sector de la construcción, combinado con la sed insaciable del sector turístico y las urbanizaciones de segundas residencias, lo que ha venido dictando la política hidráulica seguida en el Estado Español durante los últimos treinta años. Ante la potencia de esos intereses, los daños ecológicos, paisajísticos y sociales de dicha política quedan relegados a un segundo o tercer plano. Y cuando l@s damnificad@s por esta política ejercen su legítimo derecho de réplica, la maquinaria estatal de la represión se encarga de poner las cosas en su sitio. Precisamente en estas fechas se cumplen veinte años del desalojo violento —perpetrado, en este caso, por el propio ejército— del pueblo de Riaño, para construir un embalse que, a la postre, se ha revelado innecesario.

Lo sucedido en Itoiz nos obliga a redoblar la lucha contra las grandes infraestructuras hidráulicas que se proyectan en Asturias, particularmente el embalse de Caliao. Al igual que el pasado septiembre, los días 29 y 30 de septiembre la Plataforma por la Defensa del Parque de Redes ha convocado unas Jornadas de reflexión y lucha contra dicho proyecto. El año pasado Delegación de Gobierno trató de impedir la acampada ordenando a la Guardia Civil identificar e intimidar a sus participantes; hoy, fruto de aquella acción, hay varias personas con multas administrativas pendientes.

Este año volveremos a organizar unas Jornadas Medioambientales en Caliao por más que pretendan impedírnoslo. Pero lo haremos no sólo para oponernos al proyecto de embalse sino también para exigir la paralización de toda una política depredadora de los recursos naturales. Una política que, vestida de progreso, está destruyendo nuestro entorno, nuestra historia y nuestra cultura.

sábado, 30 de junio de 2007

Rechazo rotundo al embalse, por una Nueva Cultura y solidaridad con los compañeros encarcelados

La Plataforma manifiesta su inquebrantable rechazo a la construcción del embalse de Caliao, ante la nueva formación del Gobierno de nuestra Comunidad Autónoma. Plantea nuevas actividades reivindicativas para septiembre. Asimismo se solidariza con los compañeros de la Corriente Sindical de Izquierdas encarcelados: Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero.

La Plataforma para la Defensa de Redes ante la que suponemos pronta formación del nuevo gobierno autonómico, manifiesta lo siguiente:
  • La posición de la Plataforma es de claro e inquebrantable rechazo a la construcción del embalse de Caliao por considerarlo innecesario, de grave impacto ambiental y social y contradictorio con los criterios de gestión sostenible del agua, defendidos por la Nueva Cultura del Agua y por la Directiva Marco europea. Independientemente de la composición del nuevo gobierno autonómico, las organizaciones y personas que integran esta Plataforma seguiremos luchando por alcanzar en Asturies una gestión sostenible del agua en la que no tienen cabida proyectos faraónicos que incrementan notablemente la degradación de nuestros ecosistemas acuáticos y solo contribuyen a un desarrollo territorial desequilibrado e insostenible y a alimentar las arcas de las grandes empresas dueñas del mercado energético, sin que ello signifique mejorar las condiciones laborales, sociales y de vida de quienes vivimos en Asturies.

  • En este sentido y cuando aún estamos bajo la amenaza de multa por las jornadas realizadas en septiembre de 2006, iniciamos la preparación y organización de nuevas movilizaciones y jornadas reivindicativas y de educación ambiental para el próximo mes de septiembre en Caliao.

  • Por último, expresamos nuestra solidaridad con los dos trabajadores y sindicalistas de Naval Gijón, Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero y manifestamos nuestro rotundo rechazo a su encarcelamiento por defender los puestos de trabajo. Entendemos que un gobierno democrático, representado por partidos considerados de izquierdas, no puede continuar con su actividad represiva hacia los movimientos sociales que cuestionan su política y mucho menos mantener presos políticos en sus cárceles.

martes, 29 de mayo de 2007

Celebración del Día Mundial del Medio Ambiente en Arbón

Los grupos ecologistas asturianos y otras asociaciones ciudadanas llaman a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente en el prao de la fiesta de Arbón (Villayón), con un conjunto de actividades que comenzarán a las 11:30 del domingo 3 de junio. Elegimos la ribera del río Navia para denunciar el proyecto de trasvase hídrico desde el embalse de Arbón, con el fin de abastecer a una hipotética población de 150.000 personas, una cifra muy por encima de la población real que habita el espacio costero del occidente asturiano. Por ello hay que plantearse que los objetivos finales del proyecto estén en un desmesurado desarrollo urbanístico de la costa.

La actual crisis medioambiental que sufre el planeta y que tiene en el cambio climático su más importante manifestación nos lleva a propugnar una profunda reestructuración en la utilización de los recursos naturales (materia y energía) poniendo en cuestión nuestro modelo de producción y consumo. La propuesta inmediata e ineludible que defendemos los grupos ecologistas y otros movimientos sociales, pasa por un modelo donde la reducción y la eficiencia en el uso de los recursos sea prioritaria.

El trasvase de agua del río Navia a la zona costera occidental asturiana, dimensionado para proporcionar agua a unas 150.000 personas, cuando la población estable apenas supera los 31.000 habitantes, es una actuación que solo sirve al propósito de impulsar nuevas urbanizaciones costeras, en consonancia con la vieja política hidraulista de intentar satisfacer cualquier tipo de demanda independientemente del uso a que vaya a ser destinada.

El río Navia, fuertemente regulado con tres grandes presas a lo largo de su recorrido, no puede ser sometido a una nueva agresión como es el trasvase desde su curso bajo hasta los municipios costeros, cuyo único objetivo sería servir de alimento al desarrollo turístico desenfrenado e insostenible que amenaza la costa occidental asturiana, por todo ello:
  • Queremos manifestar nuestro rechazo a estos modelos de gestión de los recursos naturales que consideran a la Naturaleza un instrumento para lograr el enriquecimiento de determinados grupos económicos de poder.

  • Reclamamos una Nueva Cultura del Agua y del Territorio, que desarrolle políticas medioambientales que cuenten, mediante la participación de la población, con amplios consensos sociales.

  • Exigimos la puesta en marcha de políticas de desarrollo rural que sean respetuosas con el medio natural, que eviten el despoblamiento del campo y que proporcionen bienestar a la población campesina. Políticas que no pueden basarse en el “consumo de naturaleza” en forma de turismo masivo que fragmenta el territorio y destruye el paisaje.

Tras las elecciones...

Emilio Rabanal Menéndez, es miembro de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, asociación integrada en la Plataforma. Espera que los nuevos representates elegidos para la Junta del Principado de Asturias atiendan las demandas expresadas por los grupos ecologistas y otras asociaciones ciudadanas, que pasan, entre otras muchas propuestas, por replantearse la política sobre los recursos hídricos y evitar la construcción del embalse de Caliao.

Tras las elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo el mapa político asturiano apenas se modifica. En la Junta General el PSOE pierde un diputado que gana el PP. Izquierda Unida mantiene la misma representación, con lo que será la llave del gobierno autonómico. Una de las principales novedades de estas elecciones es la presencia del grupo político Los Verdes en coalición con IU.
Ambos grupos políticos forman parte de esta Plataforma y coinciden en sus programas en el rechazo al embalse de Caliao. Esperemos que durante estos próximos cuatro años mantengan sus promesas con el fin de impedir una obra de gran impacto dentro de un espacio protegido, declarado como Reserva de la Biosfera y, además, estimular una política de gestión de los recursos hídricos alternativa que considere el ahorro como uno de sus pilares fundamentales.
El medio ambiente asturiano y su problemática no se acaba en este valioso espacio casín, cabría esperar que estos dos grupos políticos muestren la misma sensibilidad frente a otras amenazas que se ciernen sobre Asturies. Citar como ejemplo los previsibles fenómenos especulativos que se están sucediendo y que se sucederán en los espacios costeros y en torno a las grandes urbes. O la construcción de nuevas autovías, con proyectos muchos de ellos innecesarios o sustituibles por otras alternativas de menor impacto ambiental y coste, como es el caso de la autovía que uniría La Espina con Ponferrada, infraestructura que los grupos ecologistas asturianos y de fuera de la Comunidad rechazan. O la apuesta que deberíamos realizar para desarrollar programas de reciclaje de los residuos urbanos en vez inclinarnos por la nociva y costosa incineración. Son algunas de las demandas que venimos realizando los grupos ecologistas y de las que esperamos respuesta por parte de los representantes elegidos tras estos comicios.

miércoles, 9 de mayo de 2007

La galleta de Caliao en la garganta del PSOE

Gloria García Nieto es miembro de la Plataforma. Plantea el sinsentido del empeño del PSOE por construir el embalse de Caliao. Un proyecto vacío de argumentos y cuestionable desde numerosos puntos de vista como se entrevé en este artículo

Desde este hermoso valle de Caliao, en el corazón del parque natural de Redes, somos bastantes quienes nos preguntamos por las razones del empeño del Gobierno del PSOE en destruirnos, o lo que es lo mismo, en hacernos la vida imposible.

Al señor Areces debió de sentarle mal el premio que le entregó la Asociación Recreativo-cultural Los Arrudos de Caliao hace casi dos años. Desconocemos los méritos que le hicieron acreedor de tal merecimiento pero no olvidamos la promesa que nos hizo a cambio de no hablar sobre el embalse allí a los vecinos. Prometió el arreglo integral de la carretera antes de dos años. A punto de expirar el plazo la carretera sigue intransitable y su lengua no deja de ofrecernos una presa que ahoga la mayor riqueza del pueblo, que condena su futuro... ¿cómo justificarse ante las generaciones venideras a la vista de un asolado paisaje, enlodado y maloliente (ahí está la cola del embalse de Tanes, como la de casi todos en verano), destruido para siempre sin más argumentos que la codicia de unos pocos y la sinrazón política?

A la señora Carcedo no sabemos lo que le habremos hecho, pero aún menos entendemos sus argumentos para robarnos un patrimonio natural y social construido y cuidado con tanto trabajo a lo largo de tantas vidas. En declaraciones recientes a este periódico, a propósito de «su» proyecto de embalse, dice: «Todas las comunidades están haciendo obra hidráulica, no sé por qué en Asturias debe ser un anatema» y a continuación dice «... las infraestructuras deben ser las necesarias y las adecuadas al territorio. Hacerlas por hacerlas es derrochar dinero público». Pues eso: apliquemos esto también a la gestión del agua. ¿En qué se parecen Almería o Murcia, por poner un ejemplo, a Asturias? Ni la pluviometría, ni el paisaje, ni los usos del agua se parecen. Entonces ¿a qué viene ese pueril «si los demás lo hacen, yo también»? Claro que podría aplicarlo usando como modelos aquellas regiones europeas, e incluso españolas, que optan por poner en juego medidas eficaces que favorecen el aprovechamiento y reducen el consumo a la vez que conservan y regeneran el patrimonio natural, en vez de apostar por obras obsoletas y políticas insostenibles que en Asturias no son necesarias.

Porque ya no podemos permitirnos degradar más los pocos ríos con vida que nos quedan, porque el cambio climático lo que nos dice es que no podemos continuar por el camino de «satisfacer la demanda», porque la demanda no es necesidad. Porque ese 90% de agua para consumo humano de la que habla la señora Carcedo es una falacia: en Asturias casi el 30% del caudal que gestiona CADASA es para usos industriales -que, si bien algunos procesos industriales requieren agua de calidad, la mayoría podría usar aguas depuradas o recicladas y circuitos cerrados-, además consumo humano no es siempre agua de boca (los spas, el riego, el baldeo, el lavado, las descargas del inodoro..., no necesitan agua potable). También se olvida de ese 24% que se pierde en la distribución por el mal estado de la red. Gijón ha reducido el consumo de agua un 6% en dos años tan sólo aplicando medidas más simbólicas que reales, siendo la más eficaz el esfuerzo hecho en la renovación de la red. ¿Cuánto podríamos llegar a reducir el consumo en el gran centro urbano de Asturias si además de preocuparnos por la red aplicáramos medidas adecuadas de gestión de la demanda en manos de una eficaz gestión pública y una planificación urbanística sensata? ¿Qué puede hacer suponer que Asturias «necesite» más agua cuando la tendencia general en las grandes ciudades es la de reducir consumos? La demanda es insaciable, por eso hay que gestionarla y no satisfacerla.

Por otra parte, un empeño tan tozudo en el embalse, aun a sabiendas de que hay alternativas mejores, nos pone en la sospecha del capital energético: ya se sabe que no hay negocio más oscuro que el de la luz. Cada vez más claro dónde está el interés del embalse en el valle de Caliao. Una presa de 70 o 90 metros es obvio que va a producir energía eléctrica. Es lo que la señora Carcedo explica tan bien cuando dice que el agua de Caliao no nos cuesta porque va por gravedad y además produce kW en vez de gastarlos. Claro, eso es así porque la obra la pagamos todos, y se le olvida computar los kW y CO2 que cuesta la producción del hormigón necesario y de las máquinas que trabajarán en la obra, y las canteras que habrá que explotar y la zona que se deforestará y la destrucción de biodiversidad y la desaparición de patrimonio natural y cultural, además de los gravísimos impactos que causará la construcción de las nuevas carreteras de acceso a los pueblos... eso parece no contar, pero las ganancias de la hidroeléctrica de turno sí cuentan aunque no vayan a nuestra cuenta, que será la que pague sus intereses.

Y si hablamos de la calidad del agua, no podemos olvidar que un embalse es un cementerio de agua, donde aparecen y se desarrollan algas que hacen preciso usar derivados organoclorados en su tratamiento para la potabilización, con los peligros sanitarios que ello conlleva. El agua mineral que compramos cuando queremos asegurarnos de que lo que bebemos es agua, procede de acuíferos subterráneos y está exenta de cualquier tratamiento químico. ¿Cuál es el problema para usar acuíferos subterráneos como pozos de sequía en los hipotéticos momentos puntuales en los que sea necesaria una captación suplementaria de agua, utilizando para su bombeo energías procedentes de fuentes renovables? Problema técnico ninguno, y económico tampoco: es necesario pagar para saber lo que vale un recurso imprescindible para la vida, como lo es el agua. Como es necesario saber cuánto nos costaría perder el valle de Caliao. ¿Cuánto costaría la desaparición de la playa de Gijón o los monumentos prerrománicos ovetenses? ¿Cuánto costaría la voladura del Picu Urriellu? El consumo incontrolado de recursos naturales borra el futuro y siembra muerte. Las ganancias de las eléctricas y de las cementeras no hacen ni más ricos ni más felices a las gentes de la zona ni a las asturianas y a los asturianos en general... aunque quizás llenen los bolsillos de alguno.

jueves, 19 de abril de 2007

Embalse de Caliao, más agua, ¿para qué?

Las nuevas políticas del agua, próximas a la llamada Nueva Cultura del Agua, son capaces de garantizar a largo plazo el suministro del recurso a la población y el sistema económico, mediante medidas de eficiencia, ahorro y reutilización. El programa electoral del PSOE, hecho público recientemente, reitera las políticas hidraulistas y desarrollistas del pasado alejadas de la sostenibilidad, donde el "interés general" lo marcan las élites empresariales. Una reflexión de Beatriz González Fernández y Eduardo Menéndez Casares, autores del libro "Más agua, ¿para qué?" y miembros de Ecoloxistes n'Aición.

Hasta hace no demasiado tiempo el lenguaje y el tipo de crítica que realizaba el movimiento ecologista era visto con antipatía por muchos de los representantes de partidos políticos, fundamentalmente de aquéllos que se mueven en la esfera del poder político. Sin embargo, en estos momentos y más en este período preelectoral, esos mismos políticos muestran su más ferviente entusiasmo con aquellas ideas que no hace mucho denostaban. Las declaraciones teñidas de verde son hoy manifestaciones que entran en el ámbito de lo que se dio en llamar «políticamente correcto», y en ello ha tenido su contribución la constatación de un hecho incontrovertible, del que desde el movimiento ecologista se venía alertando, el riesgo de producir un cambio climático como consecuencia de nuestro modelo de vida occidental, basado en un elevado consumo de materia y energía y que tiene en los residuos otro efecto negativo añadido.

Sin embargo, no sólo los residuos gaseosos de efecto invernadero son los que ponen en tela de juicio nuestro modelo de producción y consumo, sino que otras muchas actuaciones humanas están degradando los ecosistemas naturales de tal manera que es urgente desarrollar otras políticas que alteren en menor medida esos delicados sistemas. Esto requiere actuar, desde hoy, con perspectiva de futuro en todo el sector productivo, imprimiendo el sello de la sostenibilidad y la justicia social, porque ambas cuestiones van unidas; la escasez de recursos en un sistema de mercado discrimina a las clases más humildes, que no pueden pagar los precios cada vez más elevados. La perspectiva con la que debemos trabajar es la que entiende que el sistema económico es un subsistema de la naturaleza, invirtiendo la concepción con la que se ha actuado hasta ahora.

Centrándonos en Asturias y, más concretamente en el agua, nuestra región forma parte de la denominada España verde, y ello se debe a que existe una alta pluviometría que puede satisfacer las necesidades de evapotranspiración que nuestro manto vegetal requiere; así, se desarrollan ecosistemas asociados al río, a los valles boscosos de nuestras montañas, a las desembocaduras de nuestros cursos fluviales, etcétera. ¿Se puede seguir manteniendo el mito de que un río es excedentario y que puede funcionar con el llamado «caudal ecológico» definido como el 10% del caudal medio interanual? A ningún río le sobra agua, somos los seres humanos quienes hemos de extraer la menor cantidad posible para satisfacer nuestras necesidades, y para ello deberíamos olvidarnos de la política hidraulista que se ha hecho hasta ahora y que la Federación Socialista Asturiana quiere seguir desarrollando en nuestra región con el impulso de más infraestructuras hidráulicas, como son la presa de Caliao y el trasvase de Arbón.

Las nuevas políticas del agua, que ya se han comenzado a aplicar en algunos municipios y ciudades del resto del país, plantean otras formas de acceso al agua por parte de la población y del sistema económico que alteren lo mínimo posible los ecosistemas asociados al río mediante la implantación de medidas de eficiencia, ahorro y reutilización. En todos los lugares donde se implantaron políticas que podríamos enunciar como de Nueva Cultura del Agua se produjeron significativos descensos en los consumos. La campaña «Catalunya Estalvia Aigua» (Cataluña Ahorra Agua), desarrollada entre marzo de 2002 y julio de 2004, en forma de prueba piloto en tres municipios catalanes, concluyó con ahorros de entre el 4% y el 19%, dependiendo del tipo de instalación ahorradora y del consumo inicial de la vivienda. En Zaragoza, el proyecto «Zaragoza, ciudad ahorradora de agua», desarrollado por la Fundación Ecología y Desarrollo, logró en un año, entre otros objetivos, disminuir el consumo doméstico de la ciudad un 5,6%.

En Asturias, ¿qué medidas se han tomado en los últimos años para evitar los elevados volúmenes de agua que se pierden en la red (del 24%, superiores al 21,79% de media nacional)?, ¿qué medidas de fomento del ahorro, tanto doméstico como industrial, se han llevado a cabo? No todas las necesidades de agua requieren la misma calidad: el agua para ingesta o para algunos procesos industriales requieren muy buena calidad, pero ¿no se podrían utilizar aguas depuradas o reutilizarlas para el regadío de parques y jardines, para el riego de calles o para determinadas actividades industriales? ¿Por qué no se estudian los posibles usos del agua de las depuradoras de Gijón y Avilés en vez de construir carísimos emisarios submarinos para alejarla de la costa? La posible utilización de las aguas de minas abandonadas requiere inversiones en estudios sobre su calidad; la instalación de pozos de sequía para atender demandas de abastecimiento urbano durante períodos de estiaje prolongado requiere estudiar con detalle los acuíferos, abundantes en la mayor parte de la zona centroriental de la región. Todas las posibilidades expuestas, sumadas a las actuales infraestructuras, permitirían garantizar de una forma más descentralizada el abastecimiento de agua en Asturias.

Entre los argumentos utilizados por los promotores del embalse de Caliao se dice que responde al interés general, ya que, de no construirse, Asturias podría sufrir desabastecimiento en la hipótesis de un período prolongado de sequía, advirtiendo de que llevamos seis años por debajo de la llamada «curva de garantía». Pero, ¿qué cantidad de agua deberíamos tener acumulada para no estar expuestos a ninguna eventualidad? En Asturias existe una media de consumo de 172 litros por persona y día, superior a la media nacional de 165 litros (datos del INE para el año 2004), pero hay zonas de Estados Unidos donde se producen consumos de 800 litros ¿Acaso no existirían problemas de abastecimiento, incluso si se construyera la presa, si en Asturias alcanzáramos un consumo similar al de estas zonas de EEUU?

No es posible proporcionar toda el agua que se pueda desear, porque es un bien limitado, y una política sostenible debe asumir esa realidad mediante una gestión basada en una extracción de agua que cause el menor impacto posible a los sistemas naturales y en desarrollar actividades económicas que respondan a esos criterios. Si potenciamos un turismo masivo en nuestras costas, los consumos de agua se dispararán precisamente en los períodos de máximo estiaje y si, además se potencian las urbanizaciones con campos de golf a modo de jardín (que consumirán en los períodos secos como una pequeña ciudad de 10.000 habitantes), difícilmente existirá alguna política del agua que lo resista.

El interés general no puede venir marcado por las élites económicas bajo el pretexto del incremento del PIB mientras realizan sus negocios con el cemento, el hormigón y la producción de energía eléctrica, destruyendo un valle que es un patrimonio natural de gran valor y un elemento fundamental de satisfacción de las necesidades emocionales de muchas personas, a la vez que hace imposible para el futuro un uso del terreno para actividades tan fundamentales como la agricultura y ganadería ecológicas.

En la última semana se ha hecho pública la intención del PSOE de incluir en su programa electoral la construcción de la presa de Caliao. El Presidente del Principado ve con buenos ojos la construcción de nuevas autovías a propuesta de los empresarios de la construcción, que las consideran «necesarias para Asturias». Además, se continúa insistiendo en la importancia que tendrá para la región el desarrollo del área central.

Todos estos proyectos, a los que intentan maquillar de «verdes», reflejan la concepción que este partido tiene del desarrollo sostenible; nada dicen sobre el desarrollo rural, tan necesario para evitar el despoblamiento del campo; tampoco sobre el impulso al transporte público, cuando se sabe que uno de los grandes responsables del cambio climático es el uso masivo del automóvil; no se menciona ningún proyecto relacionado con el ahorro y la eficiencia energética, pero continúan invirtiendo grandes cantidades de dinero en el mismo tipo de políticas que han llevado al planeta a la degradación actual.

Se exigen explicaciones sobre la política sancionadora de la Consejería de Medio Ambiente

Los colectivos ambientales asturianos exigen explicaciones sobre la política sancionadora de la Consejería de Medio Ambiente, tras los expedientes incoados contra los participantes en la acampada celebrada el pasado septiembre dentro de las jornadas de sensibilización ambiental organizadas entonces por la Plataforma. Denuncian tanto la instrumentalización de la Administración con fines partidistas como el paradójico desentendimiento ante las denuncias presentadas por los propios funcionarios de la Consejería sobre varios casos de furtivismo. Sin embargo, para estas otras graves denuncias no se abre expediente alguno.

En días pasados se conoció la noticia de que la Consejería de Medio Ambiente había abierto expediente sancionador a varios miembros de la Plataforma de Defensa de Redes por acampada ilegal, con relación a los actos reivindicativos contra la presa de Caliao. Todo ello en el vertiginoso plazo de seis meses desde que se produjeran los hechos.

Por el contrario, paradójica e irónicamente, la Sección de Régimen Jurídico y la Secretaria Técnica de la Consejería de Medio Ambiente no han resuelto ni han abierto expedientes sancionadores de varias denuncias realizadas (un número sin determinar) por parte de la Guardería de Medio Natural. En este caso se trata de denuncias por furtivismo, algo tan grave legalmente como moralmente cuestionable.

Este problema ya ha sido denunciado en el pasado por sindicatos y por entidades ambientalistas. Recientemente se ha repetido la situación, siendo de nuevo miembros del colectivo de Guardería, afectados por partida doble, como ciudadanos y como profesionales, los que han dado la voz de alarma.

Por ello es necesario denunciar esta situación de deterioro y anormal funcionamiento de un organismo público, que pone en entredicho su independencia. Resulta evidente, en este caso, la instrumentalización que de sus competencias están haciendo los responsables políticos de la Consejería de Medio Ambiente y el Gobierno del Principado de Asturias, con fines partidistas, electoralistas y clara parcialidad. Consideramos que esta situación afecta profundamente a algo tan fundamental como son las instituciones y al estricto cumplimiento de la ley.

Por encima de cualquier consideración exigimos, como conservacionistas y como ciudadanos, una aplicación escrupulosa de la normativa legal en la tramitación, seguimiento y resolución de los expedientes sancionadores en materia ambiental, algo que, insistimos, no está sucediendo.

De la misma manera, exigimos que por parte de la Consejería de Medio Ambiente se ofrezca una explicación pública sobre lo que ha sucedido y está sucediendo con algunos expedientes sancionadores en materia de caza y pesca. De no ser así, el Gobierno del Principado de Asturias tiene la obligación de depurar las responsabilidades que se deriven de estos hechos.